5 de mayo de 2002

Senda del Cartero. PN Izki, Montaña Vasca

inicio de la ruta: Apellániz

Lobo cumple hoy años, nosotros pasamos el finde en Gasteiz, donde hemos celebrado con una comida familiar frente al “Artium” la jubilación del padre de Betcha. El domingo por la mañana lo hemos dedicado a un buen tour montañero, en el corazón de la provincia alavesa, no lejos de la capital.

Izki: “Parque Natural de 9143 hectáreas situado en el extremo suboriental de Álava., en la Comarca de la Montaña Alavesa, integra los municipios de Arraia-Maeztu, Bernedo y Campezo, estando implicados 13 núcleos de población. Zona faunística excepcional con 151 especies de vertebrados. Destacable la presencia de una de las mayores poblaciones de pico mediano de la península. Izki alberga en su interior el mayor bosque de roble marojo de la Comunidad Autónoma del País Vasco y uno de los mejores desarrollados de Europa”.

tiempo total 4h00 Apellaniz-Arluzea-Apellaniz
base Apellaniz (800 m)

routenote la senda se encuentra balizada, se trata de una travesía Oeste-Este en buena parte sobre una meseta en balcón sobre el bosque de Izki y con fantásticas vistas sobre el Sur de la provincia y la gran Sierra de Cantabria-vertiente Norte. Tanto Apellaniz como Arluzea se encuentran bajo la susodicha meseta, a ambos extremos de la misma (ver mapa). El sábado festejamos la jubilación de Javier López con una comida en Gasteiz. El domingo amanece con buena pinta, aunque altas nubes grises se sitúan sobre el macizo. El día es de primavera algo gris. El recorrido no es corto, pero sí llevadero; su perfil transversal es en forma de meseta. Las vistas sobre la parte baja del parque y la sierra de Cantabria son espectaculares, pues sólo se ve bosque y montaña. Damos una vueltita por Arluzea, pequeña aldea bajo la meseta que hemos recorrido, y retornamos. Me pregunto si ese árbol es un tejo (creo que no). De vuelta, en Apellániz, no hacemos otra cosa que ambiarnos el calzado y volver a Zaramaga, para comer en casa de B con sus padres y sus hermanos.

Iñaki, abril de 2004

No hay comentarios: