21 de agosto de 2000

CC 2000 3ª etapa. Valberzoso-Triollo. Montaña Palentina, Cordillera Cantábrica

día 21/08/2000
kilometraje 52 km.

dificultad COL COCOTO (3ª) ALTILLO (3ª) VALLE (2ª) ALTO DEL PARADOR F.C. (3ª) ALTO DE SANTIBÁÑEZ DE RESOBA (1ª).

actividad etapa en diente de sierra, en plena Montaña Palentina, y circulando por lugares hermosos.

salida etapa Valberzoso, morada de Lobo y Esther, en el extremo Oriental del futuro Parque Natural de Fuentes Carrionas.

foto Olympus/papel.

itinerario-comentario tras un día de descanso en Vb, en el que me hice una pequeña excursión por Cocoto y Bosque de Salcedillo, a la tarde acompañé al huerto a Esther, y a la noche cenamos en una casa rural, afronté una etapa realmente preciosa, en la que me tocó el día de más lluvia, aunque ésta se limitó a un chaparrón a la altura de Barruelo. Una vez superado Valle, y tras algún trueno, el tiempo en la vertiente Oeste mejoró, hasta quedarse espléndido a medida que me acercaba a la Ruta de los Pantanos. Paré en Cervera a comer algo; intenté hablar con Betcha. Me fui adentrando en F. Carrionas. Otra paradita en el espléndido mirador que ofrece la ermita de Santibáñez de Resoba. Puerto de 1ª, y por perfecto asfalto me dejo caer hasta La Lastra, donde pasé la tarde tranquilamente, frente al Curavacas. Dormir allí no pude por culpa de un viejo que me puso pegas; en fin pilarín... A última hora bajé en 5 minutos hasta Triollo a buscar un txoko, donde pasé una incómoda noche, sin duda la peor del viaje.

19 de agosto de 2000

CC 2000 2ª etapa. Saja-Valberzoso. Saja-Campóo-Valdeolea, Cordillera Cantábrica


Ver mapa más grande

día 19/8
kilometraje 52 km.
dif LA FRONTAL 1257 m (1ª) VALLE IZARA (3ª) EL BARDAL (1ª) VALBERZOSO (3ª).
actividad 2ª etapa, de montaña, dura para ser el 2º día de la ruta, pero eso sí, preciosa de veras.
base Saja, Cantabria.
foto Olympus/papel. 
   
itinerario-comentario etapa “clave”, pues llegaba a mi querido Valberzoso, a mi querida Montaña Palentina. 2º año consecutivo que voy aprovechando la fiesta veraniega. La remontada del Valle de Saja, larga y solitaria, es llevadera. El bosque y las umbrías dan paso a los pastos de altura. Saja da paso a Campóo. Los cántabros, a los campurrianos. Las nieblas, al Sol y al viento. Una vez descendido La Frontal, paro en Espinilla a tomarme un caféolé. La transición desde aquí hasta El Bardal es preciosa, por prados, pueblecitos, que no son ni de montaña ni de llano, un entorno interesante. El citado de puerto, que da paso a Valdeolea, se me hace durillo pero voy muy animado: enseguida veré a Oscar. Paso un rato con él en la panadería, y emprendo los últimos 8 km., ya algo agónico, con el repecho final y el viento de cara. Pero ya estoy otra vez en Valberzoso. Hoy cena caliente en Casa Elhaya.

18 de agosto de 2000

CC 2000 1ª etapa. Cabezón de la Sal-Saja. Valle de Cabuérniga, Cordillera Cantábrica


Ver mapa más grande

día 18 de agosto de 2000.
kilometraje 22 km.
dificultades Altillo de Saja (3ª).
actividad 1ª etapa de mi viaje de vacaciones llamado “El Sueño de La Ruta del Lobo-2000” (RlsDream), gran sueño casi de infancia que he dado forma en mis primeras vacaciones algo largas.
base Cabezón de la Sal (Cantabria), a donde llego en servicio diario de Alsa, con la bici embalada en RPM.
foto Olympus/papel.

itinerario-comentario No se me olvidará la primera sensación de tirar de una bicicleta cargada para pasar casi 2 semanas autosuficiéntemente: la bici andaba!, y no parecía costarme tanto como yo había imaginado repetidamente. Nada más salir de Cabezón, un btt-ero me acompañó 2/3 kilómetros dándome ánimos. La idea básica de esto es que llegar se va a llegar a los sitios, eso sí, con más paciencia, pero al mismo tiempo disfrutando mucho más del trayecto, que en un viaje “convencional” en transporte motorizado. Ciertamente, estaba comenzando una vivencia soñada hacía mucho tiempo, desde mi adolescencia. La carretera, hasta unos 5/6 km. de Saja, era muy buena. Luego venía un alto (la vegetación se cierra), y el descenso final hasta Saja, escenario del libro que había leído recientemente “En la Reserva del Saja”. Dicho libro lo llevaba, para regalárselo a Oski y Esther al día siguiente. El pueblo resultó acogedor, habitado por algunas de las personas más agradables de todo el recorrido. Dormí en el portal de la ermita; una primera agradable noche. Previamente, una cena compuesta de 2 barritas energéticas y una llamada recibida de Beatrice.